sábado, 2 de febrero de 2013

LA INTEGRIDAD

Que es la integridad?. En matemáticas aprendimos que es un numero entero: Un numero sin fracciones. A partir de ese conocimiento básico pudiéramos intentar definir esa virtud:

Los íntegros son hombres enteros, que no están fracturados ni fragmentados en su carácter, como dijo  un profeta, "son fieles a si mismos, a su país, a su Dios en todo tiempo y en todo lugar en que estuviesen, aun hasta la muerte" (Mosiah 18:9).

Podríamos resumir que la integridad consiste en hacer lo CORRECTO, en el momento CORRECTO y por la razón CORRECTA.

La muralla china fue construida por mas de veinte siglos para protegerse de los nómadas de Mongolia y Manchuria. Se calcula que tiene unos 10.000 kilómetros de largo. En el apogeo de la dinastía Ming fue custodiada por mas de un millón de guerreros. Ningún ejercito del mundo podía escalarla, ni rodearla ni atravesarla. Era inexpugnable. Pero a la muralla hubo que hacerle puertas. Y los emperadores confiaron la custodia de esas puertas a sus mejores soldados. Estos, humanos al fin, se dejaron corromper por sus enemigos cuando les ofrecieron dinero para permitirles invadir su propio país.  

La integridad edifica el carácter. Un hombre que no miente, no engaña, no roba y construye ese código de principios en lo mas profundo de su corazón, siempre hará lo correcto, en cualquier circunstancia, y aun a costa de grandes sacrificios.

Thomas Jefferson quiza el mas lúcido de los presidentes norteamericanos dijo: "La cualidad que mas valoramos en un hombre es su integridad genuina, sus conocimientos y talentos vienen en segundo lugar".
Y Dwight Eisenhower agrego: "La suprema cualidad del liderazgo es una integridad intachable".

Abraham Lincoln hablando en relación a que el país no podría sobrevivir como una "casa dividida, semi esclava y semi libre", tomando una posición muy controversial para aquella época, manifestó: "Prefiero ser derrotado por decir esas palabras que salir triunfante sin ellas".  Esa misma integridad que le costo el puesto en el Senado, lo llevo, años mas tarde, a la presidencia de la nación. De esa manera su espíritu dio la inspiración, formando a los valores de la joven nación y el verdadero significado del ser americano.

Un emperador reunió a todos los jóvenes de su reino y les dijo: Ha llegado la hora en que debo dejar el trono y elegir al próximo emperador que será uno de ustedes. A cada uno les daré una semilla y deberán regresar en un año con el producto de esa semilla. Un joven llamado Ling al regresar a su casa le contó todo a su madre con gran emoción. Tomaron una maceta y plantaron la semilla. Diariamente el la regaba, la abonaba, la limpiaba, pero nada crecía en ella. Finalmente llego el gran el día y Ling le dijo a su madre que el no llevaría una maceta vacía. Pero esta le animo a que fuera y le contara al emperador lo mucho que se había esforzado. Al llegar al palacio Ling apoyo su maceta en el suelo en medio de hermosas plantas y flores de todas las formas, colores y tamaños. A Ling le dolía el estomago, sentía una gran vergüenza, por lo que se escondió al final del salón, tratando de pasar inadvertido.  El emperador ordenó a sus guardias que ubicaran al joven que trajo la maceta vacía y exclamo: Traigan  al nuevo emperador. Ante una audiencia enmudecida, el anciano explico: Hace un tiempo les entregue una semilla a cada una. Pero eran semillas estériles, que, obviamente, no iban a crecer. Cuando los jovenes vieron que la semilla que les di no crecía, la sustituyeron por otra. Solo este joven tuvo la integridad de seguir las reglas. De modo que podemos confiar en el para que tome mi lugar y gobierne este reino.

En Proverbios 3:5-6, leemos: "Confia en Jehova con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconocelo en todos tus caminos, y El enderezara tus veredas"...

Si obedecemos esas palabras sentiremos el gozo de vivir con la fortaleza de nuestra propia integridad personal.

4 comentarios:

  1. Excelente!! muy buena reflexion, como solo vos podes expresarla... Te amo papi.

    ResponderEliminar
  2. La integridad es un verdadero reto para todo ser humano. Es una gran meta que todos debemos esforzarnos en alcanzar. Para vivir una vida de plenitud. Un cristiano sin integridad es una verdadera contradicción.Dios es nuestra ayuda infalible para que seamos verdaderamente íntegros.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reflexión para la vida de todo ser humano la integridad es un valor que si fuera practicado por todos los seres humanos viviriamos en una gran paz mundial

    ResponderEliminar